Venta de Desfibriladores

La mejor manera de estar protegidos ante un paro cardíaco es disponer de un desfibrilador in situ. Los DESA (Desfibriladores Externos Semi-automáticos) son aparatos capaces de detectar eficazmente las arritmias causantes de la muerte súbita y aplican una descarga eléctrica cuando es necesario permitiendo restablecer la función normal del corazón.

 

Cada minuto de demora reduce un 10% la supervivencia de la persona: las maniobras de reanimación (SVB + DESA) y disponer de un DESA es esencial. Los DESAs son seguros y fiables, no se equivocan nunca. Son fáciles de usar, no hacen daño y pueden salvar la vida. Para ello no es necesario ser un profesional sanitario, con una formación básica tú también puedes realizar estas sencillas acciones.

 

Cardiac G5

Samaritan


Llamar

E-mail